HABLA DE LOS RECLAMOS DE USUARIOS Y DEL MOMENTO.

«En Cepral ante la situación que viene atravesando el país, la lucha es día a día», el que lo dice a EPOCA es Jose Luis Hermida, presidente de la cooperativa. Y como se ha replicado en miles de entidades y empresas en la Argentina, los obstáculos agudizados por la pandemia obligan a redoblar esfuerzos y a fijar estrategias para atravesar el presente sin perder de vista el futuro.

Una de las problemáticas más recientes que ha debido ocuparse la cooperativa, muy sensible por cierto, se vinculó a las tarifas por el servicio de energía eléctrica que originó reclamos en un grupo de vecinos de barrios aledaños a Parada Robles.

«El tema comenzó en marzo pasado, cuando por la pandemia, el gobierno nacional definió como esencial al servicio eléctrico, y por lo tanto entre otras cosas, no se podía interrumpir el suministro por falta de pago y así fue, el servicio continuó brindándose«, reseña Hermida quien al referirse a las mediciones de los consumos menciona, «no se hicieron en la forma habitual por las condiciones imperantes, por lo que se efectuaron en forma estimada según lo que indicaban consumos anteriores. A su vez, la resolución del gobierno 02/2020, autorizó a facturar el servicio según las movilidades estadísticas; por ejemplo, en mayo de este año se facturó teniendo en cuenta lo consumido de luz en mayo de 2019, y recuerdo y hay que tener en cuenta que las tarifas no aumentan desde 2019».

Lo explicado por el presidente de Cepral ha comprendido los meses de mayo, junio, julio y agosto de este año, facturándose según lo que explica. Desde septiembre en adelante, el gobierno autorizó a que se retomara el habitual método para efectuar las mediciones de los consumos, es decir la toma de consumos tradicional, observando los medidores en forma presencial y así establecer los consumo reales y fueron esos datos los que se vieron reflejados en las últimas dos facturas.

Hermida remarca al respecto, «para que no quede ninguna duda ante los usuarios que presentaron el inquietudes sobre altos consumos durante los periodos de la cuarentena y aislamiento, la cooperativa tomó la decisión de convocar al OCEBA organismo de control eléctrico de la provincia de Buenos Aires y al OMIC de Exaltación de la Cruz, para realizar una inspección de lectura y funcionamiento de medidores».

Esas mediciones, pormenoriza Hermida, «arrojaron los siguientes resultados: en eln 96 por ciento de los mismos, las mediciones estaban bien tomadas y el funcionamiento era correcto. También se detectó que a 20 días de la última toma de consumos en los medidores, los valores de consumo que se registraban eran muyaltos. En esos casos se les explicó a los titulares la situación, y los problemas que tendrían en la facturación de noviembre y diciembre«. Y amplia el titular de Cepral, «el 1 por ciento arrojó error en la medición, mientras que en el 3 por ciento restante, se detectó fraude eléctrico, es decir robo de energía».

Distancia social, cumpliéndola. El titular de Cepral durante el diálogo con EPOCA.

«Ante el primer caso que se acercó a Cepral con esta inquietud, se le ofreció y se les ofrecen PLANES DE PAGOS SIN INTERESES, para que los usuarios puedan acceder al cumplimiento de sus obligaciones y no generarles un problema mayor», comenta Hermida y «con respecto a esos casos, a los mismos les hacemos un estudio particular y les ofrecemos la opción más conveniente a cada usuario». «A la gente que reclamó, a cada uno de los usuarios desde la cooperativa reitero, les fuimos explicando las razones de las tarifas de los dos últimos meses en las que de ninguna manera se aplicaron aumentos», amplía el presidente de Cepral.

«La mayor cantidad de casos de facturación excesiva, se dio en los usuarios de casas de fin de semana que hicieron el aislamiento aquí en nuestra zona. La resolución 02/2020 de OCEBA estableció que para la facturación estimada, debíamos utilizar el mismo consumo que tuvieran en el mismo mes del año anterior. En estos casos donde la casa en 2019 permaneció cerrada, y en 2020 la vivienda estuvo habitada durante la estimación esos casos pagaron muy poco consumo, y ahora les vino lo consumido todo junto. Es por eso que
siempre dijimos que debíamos analizar caso por caso. En el universo de usuarios, el 75 por ciento no sufrió cambio alguno ya que sus consumos 2019 y 2020 fueron iguales; tuvimos un 15 por ciento a los hemos tenido que devolver dinero dado que la estimación fue mayor que el consumo registrado en 2020, y por otro lado en un 10 por ciento la estimación fue inferior al consumo real», puntualiza Hermida antes de sostener que «el número de casos con problemas ha rondado los 200 entre los 8000 usuarios de nuestro servicio eléctrico».

La situación como queda dicho, a nivel general, deriva en que deba trabajarse sobre los cambios dinámicos y frecuentes que han derivado de la pandemia, «en Cepral como es norma en la cooperativa, enemos planes, proyectos, si bien el momento actual lleva a que la lucha sea día a día y se hace muy necesario ir observando la realidad a cada paso; por eso puedo citar como un ejemplo, en función de manejarlos en forma racional y responsable, hay obras con las que no hemos avanzado hasta tanto el panorama general se vaya aclarando. Eneste sentido vemos la del tendido de fibra óptica. Y al respecto puedo mencionar una alternativa surgida de vecinos del Barrio Sakura. Ellos nos dijeron que aportaban dinero para la instalación, y luego la cooperativa los compensará cuando tengan que abonar las facturas».

En relación a la posibilidad que a fin de año, el gobierno autorizara aumentos en las tarifas de luz, Hermida se muestra cauto, «sí, también he escuchado esa versión por distintos medios, que en diciembre se producirían aumentos en el servicio de energía eléctrica, pero en forma oficial aún no se sabe nada»

Dentro del contexto general crítico que se observa en el país, el titular de Cepral en lo referido a la  entidad sostiene, «la facturación en este período de pandemia cayó el 50 por ciento, dato que sin embargo no
llevó a que se haya cortado el suministro de luz a ningún usuario. Sin dudas la situación es muy preocupante, ahora bien, no nos preocupa a nosotros en la cooperativa sino a mucha gente. Las deudas mientras tanto se acrecientan y en el caso de la cooperativa no es la excepción. Sin embargo, continuamos trabajando, esforzándonos para continuar enfrentando el crítico momento. En nuestro caso además con una dificultad que se agrega, extra, y es que la mayoría de los insumos que se utilizan para brindar los servicios de Cepral, son importados y en este sentido, todos sabemos lo que ha venido ocurriendo con el aumento tan importante que ha tenido la cotización del dólar que trae sus consecuencias. Y por otro lado también, hay insumos como
complicar aún mas a esta altura, que no podemos conseguir para efectuar reparaciones a clientes que las solicitan, dado que como digo, no se consiguen en el mercado».

 

Fotos: Revista Epoca Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here