A PESAR DE LA CUARENTENA.
En el Club Ingeniero Raver de Los Cardales, las distintas categorías arrancaron a entrenar desde sus casas.
La cuarentena obligatoria que rige en nuestro país puso en vilo la vida de todos, sin
embargo con el día a día la situación se va esclareciendo. Así, de a poco algunas situaciones
rutinarias comienzan a resurgir.
Uno de los ejemplos, se pueden notar en el casodel Club Raver en Los Cardales, que
arrancó con los entrenamientos de básquet mediante la aplicación  “zoom”. Matías Pacheco, entrenador de la primera división femenina, mini y premini, comentó que a pesar
de no contar con los implementos ideales para entrenar, rescata varios puntos positivos de
los entrenamientos desde cada casa de las jugadoras. Rescata comoprincipal, el hecho que con las categorías más chicas, “es más fácil encontrar distracciones pero al estar cada una desde sus casas consiguen concentrarse y enfocarse en los ejercicios”, por eso aprovecha a mejorar la técnica y el pique.
Por el lado de la primera división, que ya es un equipo consolidado, intenta mantenerlas enfocadas en que siguan siendo un equipo, a pesar de la distancia. También las alienta a ser más competitivas y a mejorar la técnica.
Entrenamientos online, los ha puesto en práctica el Raver.
Gabriel Rolón, se carga al hombro las categorias mas chicas del club como son “escuelita” y
“ginobilis”, y también sub 14 y 16 por el lado del femenino. Con estas últimas realiza clases
virtuales dos veces por semana, en una busca trabajar la técnica, y en la segunda
realizar actividades físicas, para ir desarrollando una mayor resistencia. En cambio, con los
más pequeños del club, intenta que se mantengan entretenidos y al mismo tiempo vayan
agilizando aspectos importantes como la coordinación y la destreza, que son muy
importantes a esa edad.
Marcelo Policastro, es el entrenador de las categorías masculinas del Raver, y en sus
entrenamientos efectúa ejercicios de técnica individual y físicas las cuales están a cargo de
Julián Silchinger, preparador físico del club. Una vez realizada esta primera fase, pasa a las
situaciones tácticas y conceptos específicos del basquet. Mientras que la primera
masculina, que recientemente ascendió a la “A” de la Liga Zárate-Campana, cumple con trabajos físicos y se prevé que comiencen las clases por zoom proximamente.
Cada uno busca sacar el mejor provecho posible de la cuarentena. Sin embargo,
hay que destacar lo fundamental que es que el club, haya decidido implementar esta forma
de entrenamiento. Encontrarle la vuelta para que sigan con la rutina que tenían a principio
de año; incentivar a sus jugadores para que no bajen los brazos y que sigan entrenando por
que una vez que todo pase, la vida sigue.
Por: Victoria Bécares

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here