EL MUNDIAL EN CAPILLA DEL SEÑOR.

Una ciudad con espíritu de pueblo del interior bonaerense, Capilla del Señor, a unos 90 kms al norte de la Capital Federal.  Sus pintorescas calles, la Plaza San Martín. Desiertas. Y no por la siesta tradicional. Argentina-Polonia monopolizaban desde Qatar. Las familias en sus casas, muy pocas personas en apenas un par de lugares abiertos. Después de pasar por el restaurante-café  Trevi en la calle Mitre, donde una veintena de mujeres y hombres eran presas de la ansiedad, EPOCA compartió el resto del partido en el Cuartel de Bomberos Voluntarios de Capilla del Señor, tras recorrer otros sectores de la ciudad (ver fotos)

En Trevi, se percibía la tensión por las imágenes del partido que partían de los televisores, cada oportunidad perdida por los argentinos se lamentaba largamente, en tanto en una mesa curiosamente, conversaban animadamente dos amigas, Mónica Fuxan (esposa del propietario del conocido lugar, Enrique Benzaquen) y Patricia Boineau, intercambiando anécdotas del reciente y emotivo casamiento de Agustina, hija del matrimonio Benzaquen. “¿El partido?, lo vemos pero de a ratitos, estamos charlando del casamiento de mi hija y de cosas de amigas, ja!”, comentó sonriendo Mónica Fuxan mientras a escasos metros, Messi y cía luchaban para doblegar a Polonia…

En tanto, el calor y viento,, sumados  a la crítica sequía (por suerte  durante la noche llovió), desató el enésimo incendio a dos horas del comienzo del partido. La envergadura de las llamas en un campo en el paraje de  Solis, sobre la autovía 8, obligó a los bomberos a cumplir con el deber, compromiso y entrega por los semejantes. Unos 20 hombres se montaran en dos autobombas, otro del Destacamento Parada Robles y partieron. El “partido” ellos lo iban a jugar contra el temido fuego.

El voraz incendio afecto nada menos que unas 250 hectáreas sembradas con trigo y también las llamas dañaron una camioneta. El trabajo de los Bomberos de Capilla y Robles fue denonada, tanto que recién regresaron a la ciudad, exhaustos, con las primeras horas de la noche. “Es tremendo el momento que se vive, la sequía, calor, el viento agravan todo y nuestros bomberos están haciendo un esfuerzo impresionante”, resaltó a EPOCA  Angel Sánchez, presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Exaltación de la Cruz.

En el Cuartel como consignas sólo habían quedado el Ayudante Hugo Córdoba y el cuartelero. Hugo (40, juega “de 4” en el Club Social y Deportivo Capilla que participa en la liga de San Antonio de Areco), nervioso contó  “en mi familia somos de River, me encanta  Julián Alvarez y soy ombero desde hace 25 años”. Al rato llegaron su esposa Fernanda (40) y los hijos Gonzalo (12), Ignacio (8) y Guillermina (7) y, se unieron en un profundo  abrazo cuando Argentina cantó victoria!. Vamos carajo!.

¡CLIC!

El bombero ayudante, de consigna en el Cuartel, grita con alma y vida el primer gol.

En el Cuartel de Bomberos, Córdoba y familia se abrazan luego de la victoria.

Nada de nervios. Mónica Fuxan (esposa del propietario de Trevi, Enrique Benzaquen), conversa con una amiga Patricia Boineau. ¿El partido?, sólo de a ratitos!.

Calles céntricas y espacios públicos desiertos.

Uno de los escasísimos comercios abiertos durante el partido, el Supermercado Tomás.

«Noooooo!». En Trevi, tres amigos se lamentan el penal errado por Messi ante Polonia.

Detrás de la barra de Trevi, también, sonrisas nerviosas y ansiedad.

Sólo, mira al más allá en la vereda de Trevi, el hombre fuma nervioso y no ve la TV.

 

El Mundial a pleno en Capilla del Señor, en Exaltación de la Cruz. Clima de satisfacción y distensión. El Mundial atrapa. Vamos ante Australia!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here