A NO BAJAR LA GUARDIA.

Luego de detectarse la variante Delta en India de Covid-19, que se expandió por el mundo, ahora también se detecta el sublinaje Delta Plus (
Desde el inicio de la pandemia, la variante Delta del coronavirus ha sido la más transmisible. Es la que predomina en los casos confirmados de personas con COVID-19 en más de 180 países, y ahora tiene una descendiente: Delta Plus.

Técnicamente, se lo conoce como el sublinaje “AY.4.2″. En los pacientes diagnosticados con COVID-19 en el Reino Unido. Israel, Rusia, Dinamarca y los Estados Unidos, entre otros, creció la frecuencia de detección de Delta Plus y llevó a los investigadores a preocuparse y a estudiarla en más profundidad para comprender su potencial impacto. Hasta el momento, Delta Plus fue identificada en 39 países.

Ese sublinaje está en auge en Gran Bretaña y científicos del prestigioso Imperial College han realizado un descubrimiento. Afirman que Delta plus tiene menos probabilidades de generar una infección sintomática por Covid-19, según un análisis de prevalencia del COVID-19. También resaltaron que los casos habían caído en ese país desde el pico que se registró en octubre pasado. Informaron que Delta, la más común en el Reino Unido, representó el 57,6% de las secuencias, mientras que el sublinaje AY.4.2 representa hoy el 11,8%. Los hallazgos forman parte del estudio REACT-1 que llevan a cabo los científicos del Imperial Collage London.

Demostraron que la subvariante AY.4.2, creció hasta representar casi el 12% de las muestras secuenciadas, pero solo un tercio de los pacientes tenía los síntomas de clásicos del COVID-19, como dolor de cabeza, tos, y fiebre entre otros-, en comparación con casi la mitad de los que tienen el linaje Delta actualmente dominante AY.4.

Se cree que AY.4.2 es un poco más transmisible, pero no se ha demostrado que cause una enfermedad más grave o evite las vacunas con más facilidad que Delta. Si bien los investigadores consideran que las personas que tienen COVID-19 sin síntomas podrían tener un confinamiento menos estricto, advierten que podrían transmitirlo a otras personas. El epidemiólogo que lideró la investigación Paul Elliott consideró que Delta Plus “parece ser más transmisible” que su antecesor Delta. Pero también parece ser menos sintomático, lo cual es bueno.

En tanto, Simon Clarke, profesor asociado en microbiología celular de la Universidad de Reading, comentó sobre el estudio que Delta Plus demostró ser ligeramente menos probable de causar infecciones sintomáticas que su antecesor Delta. “Los datos no indican la gravedad de esos síntomas ni en quiénes se producen. Si estas infecciones por AY.4.2. se produjeron en personas más jóvenes o en comunidades en las que la aceptación de la vacuna es relativamente alta, estos factores podrían explicar la diferencia observada. Del mismo modo, si la AY.4.2 es una variante más transmisible capaz de infectar a más personas, eso por sí solo podría causar una mayor carga de enfermedad humana, independientemente de cualquier posible disminución de la capacidad de causar enfermedad”.

Además, el doctor Clarke dijo: “No hay que olvidar que hemos visto múltiples pasos evolutivos en los que el virus se ha vuelto cada vez más capaz de causar enfermedad. Si AY.4.2 es efectivamente menos capaz de causar enfermedad que A.Y.4, el coronavirus seguirá siendo probablemente más virulento que las variantes que llevaron a los confinamientos en el Reino Unido”.

El experto destacó la importancia de la inmunización. “Lo que es más seguro a partir de estos datos del estudio es que vacunar a los mayores de 12 años con una sola dosis reduce sus posibilidades de contraer el virus y pasar a actuar como vector propagándolo a amigos y familiares. Independientemente de la eficacia de las vacunas para reducir la propagación del coronavirus a partir de un individuo infectado, si no se contrae en primer lugar, no se puede propagar”.

Otro análisis reciente en el Reino Unido había indicado que el sublinaje AY.4.2 no es más resistente a las vacunas que otros tipos de Delta. Según la herramienta de seguimiento de variantes Outbreak.info, se ha identificado al sublinaje AY.4.2 ha sido responsable de al menos 40.850 casos de COVID-19 en todo el mundo hasta el 18 de noviembre, desde que se identificó por primera vez en mayo. Dentro de ese total, 38.278 se habían notificado en el Reino Unido. No se han reportado casos confirmados con ese sublinaje en países de América Latina.

En el Reino Unido, la Agencia de Seguridad Sanitaria había reportado que en el 6% de los casos confirmados de COVID-19 se había detectado a la descendiente de Delta en la semana del 27 de septiembre.

Según el profesor François Balloux, catedrático de Biología de Sistemas Computacionales y director del Instituto de Genética del Colegio Universitario de Londres (la universidad pública conocida como UCL), ninguna de las mutaciones que tiene la descendiente de Delta es a priori un candidato obvio para aumentar la transmisibilidad viral. Aunque reconoció: “Hmos aprendido que las mutaciones pueden tener efectos diferentes, a veces inesperados, en diferentes variantes”.

En los Estados Unidos, también se la detectó, y en una serie de tuits el ex Comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), el doctor Scott Gottlieb, pidió una “investigación urgente” sobre este subtipo de la variante Delta. Dijo que era un “recordatorio de que necesitamos sistemas robustos para identificar, caracterizar nuevas variantes”.

Consultada por Infobae, la científica Carolina Torres, quien es también parte del Proyecto País -la iniciativa de vigilancia genómica del coronavirus que creó el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación- e investigadora en virología de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires y del Conicet, informó hoy que “aún no se han detectado muestras de pacientes con COVID-19 con el sublinaje AY.4.2 en Argentina”.

Nota publicada en Infobae.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here