LA MUERTE DE RAMÓN GODOY. 

Impactó fuerte y el dolor provocado, se reflejó en el diálogo habitual entre vecinos, en las redes sociales y, claro, en el ambiente médico y de salud, donde se desempeñaba.
El homenaje frente a su segunda casa: el Hospital. El vehículo que trasladó los restos, fue esperado y a su paso un emotivo y sostenido aplauso resultó el homenaje muy sentido y emocionante hacia Ramón. Su fallecimiento causó gran pesar.
De andar tranquilo, bajo perfil, apreciado, Ramón como trabajador del área de salud, siempre se mostró predispuesto y atento. Se desempeñó como coordinador de Atención Primaria, y permanecía internado desde hace varias semanas en el Hospital San José, luchando contra el Covid, enfermedad que afecta severamente la salud, aun cuando se la negativiza.
Godoy fue un histórico del sistema de salud de Exaltación de la Cruz, y como ha quedado dicho, al conocerse su fallecimiento sus familiares, la comunidad sanitaria, sus amigos y vecinos, se vieron conmovidos. Todos conscientes de la dura pelea que Ramón le opuso al Covid.
«Ramoncito» como tantos lo conocían, desde un primer momento, allá por marzo de 2020, trabajó activamente en la campaña de cuidados contra la pandemia, y más tarde se convirtió en un referente durante el inicio del proceso de vacunación.
El personal de salud pública sigue estando en zona de riesgo ante la permanencia de la devastadora pandemia. Ramón, un hombre quien también estuvo en la batalla, lo representó con dignidad, entrega  y profesionalismo. Estuvo en la batalla para cuidar a vecinos enfermos y luego luchando por su vida misma. Su gran legado ha quedado a la vista, ante las incontables muestras de tristeza puestas de manifiesto.
Desde el municipio, desde el área de salud pública de la comuna, hicieron público el dolor por la partida de Ramón, solidarizándose con sus familiares, amigos y compañeros de trabajo.
Ramón Godoy, un hombre de bien, con todas las letras. QEPD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here