ES DE CAPILLA DEL SEÑOR.

¿QUE ES UN GAMER?

En el mundo de los juegos, específicamente de los videojuegos o juegos de video, hay distintas formas de llamar a quienes utilizan este tipo de entretenimiento, siendo videojugador o gamer («jugador» en inglés), el término más común para designar a un aficionado a los videojuegos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muy bien, en Exaltación de la Cruz también es percibido el fenómeno en creciente expansión y contamos, en Capilla del Señor, con un representante muy calificado y en plena etapa de evolución, con logros alcanzados. Te hablamos de Matías Balduzzi., de 29 años, comenzó a abocarse a pleno a la apasionante actividad.

El gamer es un videojugador que tiene gran pasión e interés por jugar y saber acerca de videojuegos, y su principal interés, además de disfrutar el videojuego, es terminarlo con altos récords (puntuaciones),y aprovechar completamente el mismo, diferenciándose así del denominado videojugador casual, que sólo juega por jugar o para pasar un momento de diversión sin grandes metas, como terminar el juego.

Por lo tanto, existen diferencias con el videojugador casual. El gamer como lo es Matías Balduzzi, se diferencia del videojugador casual, en que el casual generalmente se inclinará por la videoconsola o videojuego más económico, más fácil de utilizar y jugar, o simplemente que esté de moda. Comúnmente no tiene mucho conocimiento sobre la construcción, calidad, y otros temas más específicos de los videojuegos.

El jugador casual no tiene la «cultura gamer», es decir, saber lo que es una tarjeta gráfica, un driver, etc., y por ello no se interesa ni se molesta en instalarlo, fijándose en el mejor de los casos sólo en la calidad gráfica y la popularidad. Además los jugadores casuales no llegan a valorar los aspectos gráficos específicos que definen al videojuego como el HDR, los shaders u otras nuevas inclusiones informáticas y por lo tanto nunca llegan a comprender lo que es ni se interesan en saberlo.

En cambio al gamer generalmente no le interesan los «videojuegos casuales», y se interesa principalmente por videojuegos más complejos que son difíciles de manejar y dominar, que presenten un verdadero reto. Esto sin importarle estar horas y horas sentados frente a las computadors, practicando para conocer y explotar todos los aspectos ocultos del videojuego, dominando e interesándose por términos y temas más específicos como los relacionado con la gráfica, informática, hardware, etc., y que esté presente y bien usada la mejor tecnología en las novedades que cree la industria de los videojuegos. Igualmente al gamer le interesan los videojuegos multijugador o videojuegos en línea, y si puede crea clanes o participa en torneos para poder demostrar sus habilidades. Para muchos, ser un gamer es un estilo de vida, y esa apreciación coincide Balduzzi al conversar con EPOCA, «lo hago porque es mi pasión», afirma convencido.

«La actividad es conocida como streamer, y se utilizan distintas plataformas digitales; sin dudas es un mundo que apasiona. Yo comencé a dedicarme en octubre de 2020, empecé en el cyber de Fernando Lizarraga en Capilla, y cada día me fuí metiendo más. Tanto que me desvinculé de mi trabajo en la empresa Rutabus donde me desempeñaba como empleado administrativo hasta hace unos seis meses, para dedicarme al streamer», señala Balduzzi

¿Que tipo de herramientas son necesarias para entrar al mundo del streamer?, «se precisa un equipo en muy buenas condiciones, una conexión a internet que funcione sin fallas, una cámara y utilizar distintas plataformas», apunta el capillense.

Existen distintas ramas en materia de streamer, «y cada uno se decide hacia donde apunta, sos un gamer, también podés tener contactos con el periodismo que pregunta cosas, ir secciones de videos o chats, conversar con gamers de todo el mundo, yo en estos momentos juego con unas 400 personas de Argentina y Europa, además con los que te podés escribir y te escriben y además nos vemos por las cámaras», explica.

 

 

 

El juego en que se especializa Matías se denomina Countrer Strike Global Offensive, «me conecto con 4 amigos de Capital Federal y suele darse muy a menudo que juguemos contra equipos de brasileños; se puede jugar en equipo o en forma individual. Cada partida puede durar entre 25 y 40 minutos. Por un lado están los «buenos» y por otro los «malos», los shooter. El juego puede ser entre policías y delincuentes!!!».

Balduzzi compenetrado en el streamer como gamer, suele pasar entre 10 y 12 horas frente a la completa computadora de última generación con micro 10, 16 giga de memoria y placa ram 1080 de 8 giga que dispone en su casa, «sí, también se cobra dinero y hay premios para los ganadores, aunque para mi lo que me marca es la pasión. A su vez cuento con un sponsor publicitarios que me apoya, los sponsor se fijan en los gamers según la visualización que muestran. En mi caso, soy conocido y me ha llevado a permitir vivir de esto. No, no me afecta ni mental ni fisicamente estar tanto tiempo sentado frente a mis pantallas».

Hace poco Balduzzi fue premiado en el evento de los Coscu Army Award, que tuvo lugar en el Hotel Hilton, podría decirse los «Martín Fierro» de los gamers, con la conducción de Martín Perez Di Salvo, dueño de la comunidad. «Gané el premio streamer promesa», cuenta Matías. Sin duda, promete.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here