DOS GUERREROS Y SUS PADRES.

MILO, JANO JUNTO A SUS PAPÁS, BELÉN VARELA Y NICOLÁS MÉNDEZ.

.Una historia muy dura, que juntos fueron soportando y superando.
.Una historia que puso por delante, una prueba de fuego para los pequeños y sus padres, Belén y Nicolás, guiados por una enorme convicción.
.Una historia en la que hubo muchos momentos de angustia, temor, incertidumbre.
.Una historia donde los dos chiquitos debieron atravesar muy complejos tratamientos y un trasplante de médula en el Hospital Garrahan y largos meses internados.
.Una historia que volvió a reflejar el espíritu solidario de la comunidad exaltacrucense, en la que no estuvo exento el municipio.
.Una historia en la que la capacidad profesional y sentimiento humano de los médicos, tuvo un papel clave.

Milo y Jano volvieron a casa junto a sus papás, el hogar capillense que también debió levantarse de aquel tan doloroso incendio, los estaba esperando. Los recibieron vecinos , los Bomberos capillenses, el intendente Nanni junto funcionarios. Hubo globos, sonrisas y mucha emoción.

Enhorabuena.

 

 

Fotos: gentileza Esteban Marchese.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here