LO DISPUSO EL BANCO CENTRAL.  SUCURSALES EN EXALTACIÓN DE LA CRUZ.

En el distrito, la atención comercial sigue con turnos en el caso de la sucursal del Banco Provincia. En tanto la atención en cajas no requiere turnos. Por otro lado, se analizaba adoptar el horario de verano.

La medida no es obligatoria para las entidades financieras, que podían optar por seguir funcionando únicamente con turnos, siempre que la demora para otorgarlo no exceda los 3 días hábiles.

Los bancos y otras entidades financieras, a partir del lunes (15/11), atienden al público en sus sucursales sin turno previo, según dispuso el Banco Central. No obstante esa decisión, el sistema de turnos podrá seguir en vigencia, aunque con nuevas condiciones: los turnos no se podrán otorgar más allá de tres días hábiles y el sistema deberá ser informado a través de sus páginas web.

De este modo, brindar atención al público en sus sucursales sin turno previo no es obligatorio para los bancos. Si lo desean, podrán seguir atendiendo exclusivamente con turno previo pero bajo las nuevas condiciones. Se evitará así la situación en algunas sucursales en las que los turnos eran otorgados con dos semanas de demora e incluso más tiempo.

El Central aclaró que “si la capacidad de atención lo permite, se podrá atender con ambas modalidades”, dando prioridad aquellos clientes que tienen turno y a personas que se presenten con su Certificado Único de Discapacidad o que tengan movilidad reducida. El pago de jubilaciones, pensiones o planes sociales se deberá realizar conforme al cronograma de los organismos previsionales. El día en que los beneficiarios se presenten para cobrar podrán realizar cualquier otro trámite.

Sistema mixto

En los bancos, se esperaba esta norma para instalar un sistema de atención mixto, que autorice a recibir a los clientes sin turno previo pero a la vez otorgue prioridad a quienes sí lo tienen. El BCRA había adelantado que modificaría para diciembre la norma que obligaba a la atención con turnos, vigente desde abril de 2020 pero aceleró su decisión.

Ocurre que a comienzos de esta semana, tal cómo se informó en Infobae, el Banco Nación y dos entidades provinciales (el Bancor, de Córdoba, y el Banco de La Pampa) habían decidido implantar el sistema mixto sin esperar la medida del BCRA. La decisión del principal banco del país, con 750 sucursales, sorprendió a otras entidades que esperaban la señal del BCRA. Al mismo tiempo, resultaba poco justificable que las sucursales atendiesen igual que en el pico de la pandemia mientras todas las actividades económicas del país retornan hacia su funcionamiento normal.

En algunas entidades financieras, en particular las privadas que no tienen tanta afluencia de público, admiten que la emergencia de la pandemia vino muy bien para la transformación de la atención a los clientes. Aceleró todos los procesos de adopción de los canales de atención digitales, como el homebanking, las apps para celulares y la banca telefónica. A esa nueva normalidad se acostumbraron tanto los empleados como a los clientes.

En ese sentido, el gremio bancario, liderado por Sergio Palazzo y muy cercano al Gobierno, defendió con mucha firmeza el sistema de turnos por razones sanitarias durante mucho tiempo. Pero en los últimos tiempos cambió de posición, en un contexto de fuerte crecimiento de los canales electrónicos de atención.

Pocas semanas atrás, la Asociación Bancaria hizo un pedido formal ante el presidente del BCRA, Miguel Pesce, para finalizar el sistema de turnos. “El pronunciamiento del Banco Central es imprescindible, pues los bancos demoran decisiones coherentes con la recuperación de la actividad económica”, dijo el gremio días atrás en un pedido, que con la decisión de hoy del Central, halló respuesta. El gremio destacó “la necesidad de normalizar la actividad” y señaló, dentro de su nuevo discurso post-PASO, que “la limitación actual en la atención afecta a todos, desde los jubilados a las empresas, tal como lo manifiestan entidades representativas de distintas actividades”.

Restricciones sanitarias

La medida dispuesta por el BCRA será aplicable a las sucursales de los bancos y de otras entidades financieras, tales como las recaudadoras extrabancarias (como Rapipago, Pagofácil o ProvinciaNet, entre otras), las emisoras de tarjetas de crédito o compra, las casas de cambio y los proveedores no financieros de crédito.

Tal como venía ocurriendo, las entidades deberán cumplir con las normas y recomendaciones sanitarias de las autoridades sanitarias nacionales y de cada localidad. En ese sentido, los bancos deberán proveer elementos de higiene y hacer cumplir las medidas preventivas ya conocidas, tales como que las personas mantengan una distancia mínima de 2 metros entre sí, el uso de tapabocas en espacios compartidos, la ventilación de los ambientes en forma adecuada y constante y la higienización asidua de manos.

Fuente: nota publicada en Infobae.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here