LA LUCHA.
La lucha de Máxi fue conmovedora, un ejemplo. Junto a sus padres, hermano, familia, amigos, vecinos y tanta gente solidaria.
Después de tan duros cinco años de valiente pelea contra la leucemia, no resistió más y ya está junto a Dios. El pequeño Guerrero.

 

Han sido incontables y cargadas de sentimientos las muestras de dolor y profunda la tristeza por su partida. A todos se nos ha piantado un lagrimón. QEPD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here