SU ÓPTICA SOBRE TEMAS DE IMPORTANCIA DIARIA Y A FUTURO.

La cooperativa, una de las entidades más conocidas y con mayor trayectoria en el distrito y la zona, luego de la asamblea efectuada tiempo atrás, tiene nueva conducción. Omar Palavecino es el presidente del Consejo de Administración, y ha sucedido en el cargo a Héctor Viñas quien se desempeñó durante un corto lapso luego que José Luis Hermida se alejara de la presidencia para ocupar la gerencia general.

Omar Guillermo Palavecino, es padre de tres hijos, abuelo de tres nietos y vive en Parada Robles. Conoce en profundidad a Cepral, donde comenzó a trabajar hace 33 años en el área eléctrica, con el paso del tiempo creció en lo profesional desarrollando sus funciones y en 2020 se jubiló.

El crecimiento de Cepral ha sido ostensible, pese a los obstáculos originados en la situación de la Argentina, en la actualidad emplea a más de 100 trabajadores de la zona, y brinda los servicios de Electricidad y Telecomunicaciones, como así también provee a clientes externos con la producción de la fábrica propia de columnas de hormigón pretensado. Palavecino habló con EPOCA.

¿Desde que ingresó a Cepral, entre sus objetivos, pensaba en algún momento con presidir la cooperativa?
Veamos, lo que puedo decir es que soy un activo defensor del movimiento cooperativo y de su importante misión. Sobre todo, en el rol que nos ocupa al ser una cooperativa de servicios públicos. Mi intención, siempre fue aportar mis conocimientos para el crecimiento de Cepral. La misma  cooperativa fue la que me capacitó para ser el profesional que hoy soy, y este es el momento para hacerle la devolución desde mi rol de presidente.

-¿A qué se debió que su antecesor en el cargo, estuvo poco tiempo en la función?
-Desde el mismo momento en que Héctor Viñas asumió la presidencia del consejo de administración, nos había comunicado que estaría en el cargo solo hasta que se pudiera jubilar, y así fue. Tal vez esperaba que el proceso fuera más extenso, pero en cuanto le fue otorgada la jubilación y aprovechando que tuvimos la Asamblea número 56, dejó el cargo. Obviamente, no sin antes haber realizado una gran gestión como lo hizo en otras funciones con anterioridad desde hace 13 años. En la actualidad, nos sigue acompañando como vicepresidente del mismo consejo de administración.

-Con su experiencia y trayectoria en Cepral, ¿puede mencionar que «modelo» de cooperativa quiere, y si está lejos o cerca de cristalizarlo?.
-Quiero una cooperativa moderna y adaptada a los tiempos que corren, y con objetivos claros dentro del contexto del país que nos toca vivir. No obstante, considero que no podemos dejar de tener presente que los servicios públicos en la Argentina, siempre han sido un problema de difícil solución. Y en cuanto a si podremos alcanzar el objetivo, puedo decir que en este momento nos encontramos en la mitad del recorrido al cual queremos arribar y, desde ya, trabajando día a día para mejorar y alcanzarlos.

 

 

 

 

 

 

 

 

-¿Cómo ha venido enfrentando Cepral los últimos años y más aun desde la pandemia, la situación crítica en el país? ¿Cuál es el estado financiero de la entidad?
-Nuestra situación no escapa a la realidad social de muchas empresas y cooperativas hermanas de servicios públicos, que tienen sus tarifas reguladas. En un contexto de país con un nivel inflacionario del 50%, resulta muy difícil lograr el equilibrio y más aún, estando reguladas las tarifas y congeladas desde hace ya dos años. Esta situación nos inhibe de pensar en cómo serán las cosas en un futuro, y esta posición la compartimos con otras cooperativas del sector.

-Planes, proyectos, funcionamiento habitual de la cooperativa. ¿Se han visto recortados por la pandemia, así como servicios, mantenimiento y mejoramiento de los mismos?
-Al encontrarse mermados los ingresos por la situación que conocemos y he descripto antes, nos queda poco margen para potenciales obras que son necesarias para mejorar la prestación de nuestros servicios. En la actualidad, nuestro objetivo inmediato es sostener la mejor calidad posible en los servicios que brindamos. Eso nos obliga, tanto a directivos como al personal, a optimizar los recursos existentes.
Ahora bien, más allá de todo, estamos encarando algunos proyectos buscando la mejor forma de financiarnos, y sin comprometer nuestro patrimonio. Obras que sabemos, son necesarias para mejorar la calidad de los servicios para nuestros vecinos.

¿A que apuntan?
-Bueno, un ejemplo del esfuerzo conjunto para seguir avanzando, se da entre la cooperativa y los vecinos con el proyecto Fibra Óptica al Hogar, qel cual lo estamos comenzando en los barrios El Remanso, Jularó y una parte de Altos de Robles. A su vez, efectuamos una fuerte inversión en el sector eléctrico, mediante la compra de 13 transformadores que serán utilizados en diferentes puntos, donde la demanda de energía se ha visto incrementada. Y por otra parte, avanzamos en la obra de infraestructura para la nueva salida, la Subestación Los Pinos; una obra que dará solución a la demanda energética de los barrios Parque Los Pinos, Solar de Capilla y Sakura.
Mientras tanto, nuestra fábrica de columnas de hormigón pretensado se encuentra expandiéndose y sumando más clientes, además brindando servicios a otras cooperativas hermanas, y a distribuidoras como a EDENOR y EDEA S.A.

-Quejas, reclamos de usuarios, calidad de los servicios prestados por Cepral. ¿Cuál es el nivel de deudores por servicios?.
-La cooperativa, en primer lugar es bueno reiterarlo, cumple con todos los parámetros que los entes regulatorios exigen para la prestación de un servicio público. Para la problemática que menciona, hay una normativa que describe los canales que tienen los usuarios para efectuar sus quejas y reclamos. Y en cuanto a la morosidad, no escapa a la realidad antes comentada. En un mundo que todavía atraviesa una pandemia, y en un país como el nuestro que vio reducidos sus ingresos, Cepral no puede dejar de sentir el impacto que conlleva. Esta situación es evidente, ha elevado de modo preocupante el déficit del que hablamos antes
De todas formas, la idea directriz de nuestro consejo de administración está firme, y es seguir trabajando en todo lo necesario en pos de la mejora en la calidad de nuestros servicios. En algunos casos, como en el de telecomunicaciones que he mencionado, lo vamos a poder lograr gracias al esfuerzo conjunto con nuestros usuarios y vecinos.

 

-¿Que intuye como dirigente cooperativista, en relación a la evolución del sector cooperativista, tanto en Exaltación de la Cruz como la provincia de de Buenos Aires luego del resultado electoral reciente?.
Mi intuición es que las políticas públicas en materia energética, no van a sufrir un gran cambio respecto de los dos años anteriores. Las políticas a las que me refiero, tienen que ver con subsidios y compensaciones para sostener el marco eléctrico provincial, y el Congreso y la Legislatura provincial que se renovaron en las elecciones, en estos casos en particular no

El presidente de Cepral

deciden las políticas públicas. Siempre tenemos las expectativas, aún en un marco tan complicado, de poder ver una luz al final del camino, que es lo que todos como sociedad estamos esperando.

-¿Puede influir en cooperativas de Exaltación de la Cruz, la nueva composición del Concejo Deliberante a la hora de eventuales ordenanzas, relacionadas con las entidades y sus funcionamientos y servicios prestados?
-A nivel distrital, de alguna manera esperamos que la nueva composición del Concejo Deliberante, contemple la energía como un “bien de políticas de Estado”, para eso estamos dispuestos a discutir y a debatir la realidad de la zona.
Ahora bien, independientemente de la nueva situación que se da, desde Cepral continuamos trabajando por el bien común de nuestros usuarios, como lo venimos haciendo desde hace 52 años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here