La senadora radical defendió el nombramiento, destacó que es personal temporario y adjudicó los cuestionamientos como una represalia por sus críticas a los pases a planta permanente dispuestos por el krichnerismo.

 

En una decisión que generó polémica, ya que fue una de las pocas voces que criticó con dureza la decisión del kirchnerismo de pasar a planta permanente a 280 empleados, la senadora Carolina Losada (UCR-Santa Fe) nombró a su hermana Georgina como personal transitorio en su despacho de la Cámara alta con la categoría A-1, la más alta del escalafón legislativo.

La información fue confirmada a LA NACION por la propia legisladora, quien defendió la designación y adjudicó la divulgación de la noticia a una represalia por sus cuestionamientos a la ampliación de la planta permanente dispuesta por la secretaria administrativa del Senado, María Luz Alonso, mano derecha de Cristina Kirchner en el manejo de la Cámara alta.

“Es natural que hagan este tipo de cosas cuando alguien se pone en contra de la corrupción, como me puse en la última sesión, y les dice en la cara lo que son y se manifiesta en contra del pase a planta permanente de personas”, afirmó Losada. “Este es el vuelto de la política rancia y corrupta del kirchnerismo ante gente transparente que quiere hacer un país distinto”, agregó.

La legisladora fue una de las pocas voces del Senado que criticó la incorporación de 280 empleados a la plantilla de trabajadores permanentes del Senado, cuando el Poder Ejecutivo había anunciado el congelamiento de ingresos a la administración pública, noticia que reveló LA NACIÓN el pasado 18 de septiembre. Entre los beneficiados por aquella medida se encontraban varios militantes kirchneristas, entre ellos Gabriel Graves, uno de los secretarios privados de la vicepresidenta.

“Ellos van a decir que son empleados que ya trabajaban, pero es pasar empleados a planta permanente. No me sorprende esto del kirchnerismo, es una forma de robarle a la gente, agrandando el Estado”, había dicho Losada en aquel momento.

Además, la legisladora destacó que rechazó usar el cupo de empleados que le correspondería designar como vicepresidenta del Senado, cargo que ocupa desde febrero último.

De acuerdo a los datos divulgados por los gremios tras la última paritaria, con los últimos aumentos esa categoría cobraría un sueldo bruto de algo más de $491.000. En su descargo ante LA NACION, la senadora Losada dijo que su hermana cobra “mucho menos” que esa cifra.

El nombramiento de parientes en los despachos es moneda corriente, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. De hecho, entre las personas que el kirchnerismo pasó a la planta permanente en julio último figura Diego Almirón, hermano de la exsenadora kirchnerista Ana Almirón (Corrientes). Tras la conclusión de su mandato, en diciembre del año pasado, la militante de La Cámpora logró ubicar a su familiar en el despacho de Juliana Di Tullio (Buenos Aires), donde reviste en la actualidad con la categoría A-3.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here