SIN PELOS EN LA LENGUA, CON RESPETO Y FUNDAMENTOS.

El más que elocuente mensaje de un joven en el Chaco, en un encuentro de adolescentes con la presencia del gobernador de la provincia Alberto Capitanich.

La voz de millones de argentinos, encarnada en el pibe chaqueño de Pampa del Infierno. Brillante.

“Un país rico donde la gente es pobre y me vienen a hablar de géneros”
La de Lionel Schroder fue una verdadera requisitoria contra quienes se concentran en temas secundarios “en una Argentina sin futuro”, donde “los jóvenes trabajan para irse”. El muchacho habló frente al gobernador Jorge Capitanich, en un Encuentro de Jóvenes del Norte Grande. La nota sobre el tema en Infobae.com

“Nos quieren desviar hablando de temas irrelevantes”, acusó el estudiante Lionel Schroder, en su intervención de algo más de 2 minutos, en la que no dejó tema por tocar, mientras era reiteradamente interrumpido por los aplausos de otros jóvenes que llenaban el Polideportivo Jaime Zapata, de Resistencia, donde tenía lugar el Encuentro de Jóvenes del Norte Grande, presidido por el gobernador Jorge Capitanich y la vice, Analía Rach Quiroga, quienes seguramente no esperaban ser blanco de semejante “Yo acuso”.

Las políticas de género, el lenguaje inclusivo, los televisores para que los presos vean el mundial, la presión impositiva al campo y al sector productivo, la pobreza a pesar del trabajo, el tener que ahorrar en dólares y una juventud que sólo puede soñar con un futuro yéndose del país: el joven estudiante chaqueño no dejó desequilibrio por señalar en un mensaje durísimo en el que no dudó en tratar de “mediocres” y “charlatanes” a los gobernantes. Y que remató, mirando al frente y diciendo: “Esta es la opinión popular, Sr. Gobernador”.

El encuentro de jóvenes chaqueños en el que habló Lionel Schroder. Lo escuchan, la vice, Analía Rach Quiroga, y el gobernador, Jorge CapitanichEl encuentro de jóvenes chaqueños en el que habló Lionel Schroder. Lo escuchan, la vice, Analía Rach Quiroga, y el gobernador, Jorge Capitanich

Fue entonces cuando, apuntando a la agenda oficial, dijo: “Nos quieren desviar hablando de temas irrelevantes, y no de temas reales como por ejemplo que no puedo ahorrar en mi moneda, y tengo ahorrar en una moneda extranjera, para que lo que tengo no se devalúe; hay que hablar de temas en serio, como de nuestro futuro porque ni yo ni mi padre tenemos problema con una persona por su género. Lo que hagan en la intimidad nos da igual. Lo que nos importa es la persona, la mentalidad que tiene”. Estallaron los aplausos confirmando que su planteo es también el de muchos jóvenes hoy en día.

Y, en referencia a las personas Lgbt, hoy objeto predilecto del discurso de las autoridades de casi todos los partidos, señaló: “Se encasillan en un colectivo en vez de hacer su vida con normalidad”. Y agregó: “No sé ustedes, pero yo nunca vi una persona que por sus preferencias sexuales cobre un plan. Eso no es igualdad. ¿De qué igualdad me hablan cuando hay miles de personas sin poder trabajar por la incompetencia de mi país mientras que otros van al cajero y sacan plata sin ningún mérito, sin ningún esfuerzo”

Entonces preguntó, en referencia a planteos previos en el Encuentro: “¿Necesitamos un baño para adolescentes trans? ¿Es lo que necesitamos realmente? ¿Por qué no pensar en lo precario de nuestro sistema educativo? ¿Por qué no pensar en la clase media que se hace pobre?”.

Siguió una dura interpelación al gobierno provincial: “¿Les parece bien gastar 15 millones de pesos en televisores para que violadores y asesinos miren partidos de fútbol? ¿eso les parece bien?”

¿Les parece bien gastar 15 millones de pesos en televisores para que violadores y asesinos miren partidos de fútbol? ¿Necesitamos un baño para adolescentes trans?

“Las empresas se van del país -siguió enumerando-, hay escasez de combustible, el sector agronómico no puede trabajar porque el gobierno le come todo lo que tiene, quieren cambiar la manera en la que hablamos, desgastan el sector privado sacándole la mayoría de sus ganancias, dejándolos sin motivación para seguir trabajando. Esto es insostenible. ¿Cómo piensan que el 43 por ciento de la población que trabaja puede mantener al 57 sin trabajo?”, preguntó. “Y a mí me vienen a hablar de géneros…”, remató.

Entonces agregó, aludiendo al DNI no binario: “Una equis en el documento no va a cambiar el rumbo del país. Al país lo vamos a cambiar nosotros, si aprendemos a pensar y a trabajar. Y a dejar de depender de los gobiernos mediocres que tenemos. Argentina es un país rico donde la gente es pobre y depende de charlatanes. Hay que dejar de ser así. Esto no se va a terminar hasta que cortemos el problema de raíz. Esto realmente es la opinión popular, señor Gobernador”, cerró, arrancando nuevas ovaciones.

Capitanich y su vice aguantaron la diatriba sin reaccionar pese a ser aludidos directamente en sus políticas. Recordemos que Analía Rach Quiroga es la política que se hizo famosa por decir “el equipo y la equipa (sic)”, a tal punto el gobierno chaqueño ha abrazado la agenda de género y el pseudo lenguaje inclusivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here