DEL ESCRITOR CAPILLENSE.

EPOCA publica uno de sus cuentos. Antes Raggio, brindó algunos pormenores de la obra. Una novela policial compuesta por siete historias, que acontecen en la ciudad imaginaria de Bartok.
«La protagonista principal es Clarís Femel, es violomchelista.
Amanda Bell es periodista: es dueña del único periódico que hay en la ciudad. Ella es la Watson de la historia. Es la Narradora, es la cuenta las aventuras de Clarís.
La tercera es la más joven, Dahiana Rámbel, es escritora de novela románticas.
Ellas forman un trío musical, un trio clásico: Clarís la Chelista, Amanda el piano y Dahiana el violín. Son el crupo Ferabell
La música que las representa. Si fuera una serie de televisión sería la música característica de los personajes».
————————–
LA CIUDAD DE BÁRTOK
___________________________
Bártok es una ciudad común como cualquier otra. Con avenidas muy transitadas, edificios altos, plazas públicas, calles comerciales angostas, barrios de casas bajas, y todo eso que caracteriza a una ciudad compuesta por cincuenta mil habitantes.
Sin embargo a pesar de eso Bártok es única.
Por un capricho del destino aquí se ha reunido toda la maldad del mundo. El abanico de delitos es variado: Homicidios, secuestros, extorsiones, fraudes, hurtos, violaciones, estafas, marco tráfico, terrorismo y toda clase de perversidad que se le pueda ocurrir.
Para combatir estos actos delictivos, hay un comisario, Rafael Málcrom.
Es él se comporta como el dueño y señor de la ciudad, y de hecho tiene, un gran poder, maneja al alcalde electo, a la cámara de concejales, y sabe muy bien lo qué ocurre en la ciudad; pero es un verdadero inepto. El no hace nada para terminar con los actos criminales, no por qué sea corrupto. En cuanto a ésto hay que decir la verdad, como agente policial es muy recto.
Carece de la actitud correcta para hacer las cosas bien, y debido a éso existen: LAS DAMAS DE BÁRTOK. Tres mujeres astutas que sobresalen cómo muy buenas investigadoras.
Aparte estás Damas son peligrosas …
_____________________________
1) CLARÍS FEMEL
Según el relato de Amanda Bell.
____________________________

 

«Claris sacó su arma y le disparó al sacerdote»
Al principio muchos se horrorizaron por su acto: Dispararle a un párroco? … Luego se descubrió qué ése individuo era jefe de una banda de narcotraficantes.
Así es mí gran Amiga Claris.
Tiene el talento de una gran perfilista: puede ver el interior de una persona antes de que cometa un crimen.
No quiero exagerar pero creo que es la versión femenina de Sherlock Holmes. Éste personaje creado por Conan Doyle tenía unas cuantas obsesiones, y mí amiga tiene las suyas!
El motor que la incentiva para ser tan buena investigadora, es su propia psicopatía: La muerte injusta de su hermana menor.
Ella sabe muy bien quién lo hizo, pero él criminal es un prófugo.
Clarís lo persigue sin piedad.
Creo que el día que lo atrape y lo mate dormirá en paz.
Pero mientras tanto, controla sus propios demonios, con el violonchelo.
Es una gran concertista.
Cuando ingreso en su casa sin permiso y la escucho allí encerrada en su cuarto, tocando una melodía voluptuosa se que, ése no es su mejor día.
Jamás voy a olvidar la ocasión en que Clarís estuvo frente a frente con el asesino de su hermana.
Las tres habíamos sido invitadas por la embajada Austríaca para dar un concierto. Estábamos muy entusiasmadas ejecutando una obra de Mozart.
Yo sentada ante un gran piano de cola, Dahiana a mí lado con su violín y Clarís con el chelo entre sus piernas.
Era su turno … Esperábamos el pié músical de su instrumento para continuar, pero del violonchelo no salió música.
Ella se levantó como endemoniada y de los pliegues de su largo vestido de gala, sacó un revolver y apuntó a uno de los presentes.
Creo que ése día dije:
-Llevar un arma a un concierto? … Mí Amiga está loca!
Esta historia es muy jugosa y la voy a contar más adelante.
Creo que ahora tienen una buena idea de cómo es mí amiga Clarís.
No obstante a pesar de su carácter impulsivo, ella es una maravillosa esposa.
Esta cansada con el hijo del Comisario Elías Málcrom
Él es un agente policíal qué trabaja para los servicio de su padre. Se supone qué hay una relación de verdadero amor.
Aún que con Clarís nada se puede dar por sentado.
Ahora es el turno de hablar de Dahiana Rámbel.
____________________________
2) DAHIANA RÁMBEL.
____________________________
En éste caso voy a decir las cosas sin vueltas, Dahiana, es parte del trio por un capricho de mí amiga Clarís.
Si! … Me es difícil tener una relación cordial con ella.
Así que voy a dejar a Clarís que cuente cómo la conoció:
-Aun no recuerdo bien por qué estaba caminando por ese callejón poco transitado, y a una hora nocturna inadecuada.
Solo se qué en un sector poco iluminado; como una imágen casi salida de otra dimensión,
ví repentinamente, a una mujer con un arma en su nano.
Le apuntaba a un hombre, acostado en el suelo.
Y juro qué estaba a punto de apretar el gatillo, cuando grite: -No lo hagas, no lo mates! .. Ella casi con indiferencia respondió:
-Este cretino quiso violarme, y por eso se merece una bala.
Me aproxime, le toqué el hombro con cautela … Dije;
-No vale la pena que ensucies tu buena conciencia, por ésta porquería .
Entonces le dí al intruso una buena patada en su zona genital.
Luego agregué:
-Salgamos de aquí y vamos a un lugar más seguro.
Para mí sorpresa introdujo su revolver en la cartera y me siguió muy sumisa.
Cuando estábamos ya lejos de ése callejón y de ése hombre qué se revolcaba en su dólar, me presenté.
Le pregunté por su nombre. Me dijo:
-Soy Raquel.
Ésa mujer me intrigaba y quise saber más de su persona, estaba por hacer unas cuantas preguntas, cuando se quedó como petrificada en una tonta actitud muy graciosa.
Le hablé, no me respondió, para sacarla de su extraña catalepsia la sacudí con violencia.
Recién hay se dio cuenta de mí presencia.
Cómo sorprendida, pregunto:
-y tu quién Eres?
-La qué te salvó de que cometieras un crimen. -Dije.
Ella aún más sorprendida agregó:
-De qué estás hablando?
-De tu revolver en la cabeza del violador!
Era evidente que algo estaba mal, por qué no recordaba nada:
-Revolver? .. Estás loca!
Mí conducta de adiestrada Psicóloga supo lo que tenía qué hacer.
La llevé a un Café para hablar con tranquilidad.
Allí me dijo su verdadero nombre: -Soy DAHIANA RÁMBEL.
En un estado de emoción, respondí como cholula:
Eras la escritora famosa de Novelas policiales?
-Asi es. -Dijo con gran naturalidad.
No lo podía creer estaba estaba ante la presencia de mí novelista favorita!
Pero como sabía que en ella se gestaba una anomalía inconciente, poco usual, tuve que preguntarle si conocía a alguien llamada Raquel. Cuando dijo que no, supe lo que estaba pasando:
Mí predilecta escritora sufría del «Trastorno de identidad disociativa».
Éste mal es un desorden psíquico, muy frecuente en mujeres atormentadas por los efectos de una situación traumática Infanti
Para que usted entienda, se trata de una confusión de doble personalidad.
Por alguna razón Dahiana tenía un Alter Ego llamado Raquel y no lo sabía.
Cuando se lo expliqué, aceptó mí ayuda profesional.
Fue mí paciente por varios meses, hasta que nos hicimos grandes amigas.
Por supuesto no pude combatir su mal, pero al menos ya lo sabe, que en ella «existe otro yo»
En lo qué a mí respecta me agrada Raquel. Es una buena investigadora.
Su carácter es osado, insolente y por momentos muy peligroso.
Esa conducta viene muy bien ah mís propósitos.
Lo bueno de ésto es que solo yo tengo control de su monstruo.
Raquel me obedece, y ésto es un gran avance
Su múltiple personalidad nació para inhibir a la sumisa y disciplinada Dahiana Rámbel.
____________________________
LA CIUDAD DE BARTOK
Según el relato de Amanda Bell
Hoy les voy hablar de mí ciudad.
Es una ciudad común como cualquier otra. Con largas avenidas muy transitadas, edificios rascacielos, plazas públicas, calles comerciales angostas, barrios de casas bajas, y todo eso que caracteriza a una ciudad compuesta por treinta mil habitantes.
Sin embargo a pesar de eso Bartok es única.
Por un capricho del destino aquí se ha reunido toda la maldad del mundo. El abanico de delitos es variado: Homicidios, secuestros, extorsiones, fraudes, hurtos, violaciones, estafas, marco tráfico, terrorismo y toda clase de perversidad que se le pueda ocurrir.
Para combatir estos actos delictivos, hay un comisario, Rafael Málcrom.
Es él se comporta como el dueño y señor de la ciudad, y de hecho tiene, un gran poder, maneja al alcalde electo, a la cámara de concejales, y sabe muy bien lo qué ocurre en la ciudad; pero es un verdadero inepto. El no hace nada para terminar con los actos criminales, no por qué sea corrupto. En cuanto a ésto hay que decir la verdad, como agente policial es muy recto.
Cómo ya lo dije; carece de la actitud correcta para hacer las cosas bien, y debido a éso existimos nosotras: LAS DAMAS DE BARTOK
Éste Nombre es exacto por qué, tenemos la costumbre de reunirnos en las ruinas de una antigua Capilla. Un templo jesuítico ya abandonado. Aquí no juntamos las TRES, cuando surge un delito importante, y entonces elaboramos un buen plan para eliminarlo.
Si somos justicieras?
No lo sé, si usted nos quiere llamar así, no nos oponemos.
—————-
CAPÍTULO 2
CLARÍS FEMEL
Según el relato de Amanda Bell.
«Claris sacó su arma y le disparó al sacerdote»
Al principio muchos se horrorizaron por su acto: Dispararle a un párroco? … Luego se descubrió qué ése individuo era jefe de una banda de narcotraficantes.
Así es mí gran Amiga Claris.
Tiene el talento de una gran perfilista: puede ver el interior de una persona antes de que cometa un crimen.
No quiero exagerar pero creo que es la versión femenina de Sherlock Holmes. Éste personaje creado por Conan Doyle tenía unas cuantas obsesiones, y mí amiga tiene las suyas!
El motor que la incentiva para ser tan buena investigadora, es su propia psicosis: La muerte injusta de su hermana menor.
Ella sabe muy bien quién lo hizo, pero él criminal es un prófugo.
Clarís lo persigue sin piedad.
Creo que el día que lo atrape y lo mate dormirá en paz.
Pero mientras tanto, controla sus propios demonios, con el violonchelo.
Es una gran instrumentistas.
Cuando entro en su casa sin permiso y la escucho allí encerrada en su cuarto, tocando el concierto de Elgar, se que ése no es su mejor día.
Jamás voy a olvidar la ocasión en que Clarís estuvo frente a frente con el asesino.
Las tres habíamos sido invitadas por la embajada Alemana, para dar un concierto. Estábamos muy entusiasmadas ejecutando una obra de Mozart.
Yo sentada ante un gran piano de cola, Dahiana a mí lado con su violín y Clarís con el chelo entre sus piernas.
Era su turno … Esperábamos el pie músical de su instrumento para continuar, pero del violonchelo no salió música.
Ella se levantó como endomoniada y de los pliegues de su largo vestido de gala, sacó un revolver y apuntó a uno de los presentes. Creo que ése día dije:
-Llevar un arma al concierto? … Mí Amiga está loca!
Esta historia es muy jugosa y la voy a contar más adelante.
Creo que ahora tienen una buena idea de cómo es mí amiga.
No obstante a pesar de su carácter impulsivo, ella en una urna maravillosa esposa. Esta cansada con el hijo del Comisario Rafeal Málcrom
Él es un agente policíal qué trabaja para los servicio de su padre. Se supone qué hay una relación de verdadero amor.
Aún que con Clarís nada se puede dar por sentado.
Ahora es el turno de hablar de Dahiana Rámbel.
(Continuará)
Capitulo III
DAHIANA RÁMBEL.
En éste caso voy a decir las cosas sin vueltas, Dahiana, es parte del trio por un capricho de mí amiga Clarís.
Si! … Me es difícil tener una relación cordial con ella.
Así que voy a dejar a Clarís que cuente cómo la conoció:
-Aun no recuerdo bien por qué estaba caminando por ese callejón poco transitado, y a una hora nocturna inadecuada.
Solo se qué en un sector poco iluminado; como una imágen casi salida de otra dimensión,
ví repentinamente, a una mujer con un arma en su nano.
Le apuntaba a un hombre, acostado en el suelo.
Y juro qué estaba a punto de apretar el gatillo, cuando grite: -No lo hagas, no lo mates! .. Ella casi con indiferencia respondió:
-Este cretino quiso violarme, y por eso se merece una bala.
Me aproxime, le toqué el hombro con cautela … Dije;
-No vale la pena que ensucies tu buena conciencia, por ésta porquería .
Entonces le dí al intruso una buena patada en su zona genital.
Luego agregué:
-Salgamos de aquí y vamos a un lugar más seguro.
Para mí sorpresa introdujo su revolver en la cartera y me siguió muy sumisa.
Cuando estábamos ya lejos de ése callejón y de ése hombre qué se revolcaba en su dólar, me presenté.
Le pregunté por su nombre. Me dijo:
-Soy Raquel.
Ésa mujer me intrigaba y quise saber más de su persona, estaba por hacer unas cuantas preguntas, cuando se quedó como petrificada en una tonta actitud muy graciosa.
Le hablé, no me respondió, para sacarla de su extraña catalepsia la sacudí con violencia.
Recién hay se dio cuenta de mí presencia.
Cómo sorprendida, pregunto:
-y tu quién Eres?
-La qué te salvó de que cometieras un crimen. -Dije.
Ella aún más sorprendida agregó:
-De qué estás hablando?
-De tu revolver en la cabeza del violador!
Era evidente que algo estaba mal, por qué no recordaba nada:
-Revolver? .. Estás loca!
Mí conducta de adiestrada Psicóloga supo lo que tenía qué hacer.
La llevé a un Café para hablar con tranquilidad.
Allí me dijo su verdadero nombre: -Soy DAHIANA RÁMBEL.
En un estado de emoción, respondí como cholula:
Eras la escritora famosa de Novelas policiales?
-Asi es. -Dijo con gran naturalidad.
No lo podía creer estaba estaba ante la presencia de mí novelista favorita!
Pero como sabía que en ella se gestaba una anomalía inconciente, poco usual, tuve que preguntarle si conocía a alguien llamada Raquel. Cuando dijo que no, supe lo que estaba pasando:
Mí predilecta escritora sufría del «Trastorno de identidad disociativa».
Éste mal es un desorden psíquico, muy frecuente en mujeres atormentadas por los efectos de una situación traumática Infanti
Para que usted entienda, se trata de una confusión de doble personalidad.
Por alguna razón Dahiana tenía un Alter Ego llamado Raquel y no lo sabía.
Cuando se lo expliqué, aceptó mí ayuda profesional.
Fue mí paciente por varios meses, hasta que nos hicimos grandes amigas.
Por supuesto no pude combatir su mal, pero al menos ya lo sabe, que en ella «existe otro yo»
En lo qué a mí respecta me agrada Raquel. Es una buena investigadora.
Su carácter es osado, insolente y por momentos muy peligroso.
Esa conducta viene muy bien ah mís propósitos.
Lo bueno de ésto es que solo yo tengo control de su monstruo.
Raquel me obedece, y ésto es un gran avance
Su múltiple personalidad nació para inhibir a la sumisa y disciplinada Dahiana Rámbel.
Capitulo IV
AMANDA BELL
Me cuesta hablar de mí. pero en este caso voy a dar un paseo por mí Ego, para que me conozcan.
Soy periodista sobre todas las cosas.
Se supone que si uno está metido es éste mundo es por qué existe algún talento.
Los mediocres no pueden mantener un medio gráfico por treinta años.
Mí periodico, «La voz de Bartok» es único en la ciudad.
Lo creó mí padre y yo lo retomé después de su muerte.
Sentía que abandonarlo era cómo dejar el Rin. Tirar la toalla en la mitad de la pelea.
Si! … Por qué decir la verdad en ésta ciudad es cómo salír de la esquina para iniciar un buen combate.
Aquí hay muchos intereses para que predomine, un absoluto silencio.
Bartok es la cuna de criminalidad concentrada.
Los grupos narcotraficantes bien establecidos, por ahora no quieren qué se descubra, qué Ellos, negocian con el diablo: El terrorismo internacional musulmán.
Tal ves ése fue el inicio de todo
Clarís desbarató unos cuantos negocios sucios, Raquel y no Dahiana asesino al hijo de un narco, y yo hablé de más en las páginas de mi periódico.
Por eso se explica la acción de un verdadero destierro.
Esta es la primer historia
de esta saga de verdadera acción.
—————————
Las Damas de Bártok.
DESTERRADAS
(parte 1)
————————————————-
1) LOS REHENES
Para Clarís esa semana era fatal.
Los días se repetían una y otra vez, con una monotonía poco usual.
Su experiencia le decía qué algo malo se estaba gestando.
Las tempestades siempre venían después de la calma.
Para despejar de su mente los presentimientos funestos , decidió tomar el violonchelo.
Para ella en ése acto había algo sensual:
La madera fría entre sus piernas, el arco acariciándo las cuerdas delicadamente, y la música envolvente, cómo sí fuera un gemido ronco y apasionado.
Clarís se encerraba en su habitación, solo ella y su chelo.
Ahí estaba … disfrutando de ese ritual edonista, cuando escucho el patrullero que se detenía frente a su puerta.
Evidentemente algo malsano residía en su interior, por qué se alegró de qué eso sucediera.
Abrió la puerta y vio
el comisario Málcrom.
Cómo ya era costumbre nada amable salió de la boca de su suegro:
-Ven aquí .. y pon tú trasero en mí auto, maldita Nuera!
En otras circunstancias lo hubiera mandado al diablo, pero su intuición le decía qué el asunto era muy serio.
Sin reproches entró en el patrullero, sumisa.
El auto recorrió las calles con la velocidad de un endemoniado bólido.
Cómo el vehículo tenía chapa oficial violó todas las leyes de tránsito necesarias.
En tán solo diez minutos llegaron a destino: Un antiguo parque de diversiones ya abandonado, cerca de la costanera.
Al salír del patrullero lo primero qué Clarís notó fue el autobús amarillo escolar.
Los niños pegados en las ventanillas, miraban hacía afuera con mucha curiosidad y miedo.
Por alguna razón no podían salir del bus.
Clarís no necesitaba qué alguien le dijera lo que estaba ocurriendo.
<Sabía que se trataba de una bomba>
Ingresaron en un edificio viejo, qué en un tiempo había cumplido la función de merendero.
Allí estaban reunidos todos los hombres del comisario.
Entre los presentes se destacaba el apuesto Walter Málcrom; el esposo de Clarís.
Al ver a su mujer corrió a su encuentro y la abrazó con mucha, mucha fuerza.
Le dijo al oído:
-Lo siento mí amor, yo no quería que las cosas fueran así! …
Éstas palabras en boca de su cónyuge, sonaron intrigantes.
Ella podía tener una clara visión de lo acontecido, pero acaso Walter estaba anunciando algo más pesado?
Para encontrar una respuesta, se apartó de su marido, y se aproximo a la ventana.
Solo dos profesionales trabajaban en el ómnibus. No era fácil lo qué hacían. El traje antibombas blindado no permitía un buen movimiento, parecían unos autómatas inservibles.
Cuando más miraba esa escena, más se convencía, que todo tenía que ver con ellas, las Damas de Bártok …
En ése instante el comisario hablo a todos:
-Los expertos ya dieron su informe: El mecanismos de la bomba está compuesto por varios cartuchos con nitrato de amonio, y un detonador de tiempo.
No es fácil neutralizar éste complejo de explosivos
El reloj se puede activar a distancia con un simple celular …
Aquí entre nosotros hay una persona que sabe muy bien quienes son los responsables de éste hecho delictivo. -Málcrom miró a la nuera y agregó:
-No es así, mí quería Clarís?
<Era cierto ella lo sabía>
No obstante dijo con un tono indiferente:
-Te equivocas, no tengo idea.
Por qué la necesidad de negar la verdad? …
Las Damas de Bártok lo habían descubierto.
El qué manejaba el crímen organizado en la ciudad, «era un pez muy gordo». Ese individuo tenía control absoluto de todos los sectores …
En el mes de Enero, Clarís con la ayuda de Raquel, había atrapado a un criminal muy buscado … Era un sicario que
trabajaba para el consorcio narcotraficante de los hermanos Brunel*.
El asunto es que gracias a ellas el sicario terminó encerrado en una penitenciaria de alta seguridad, pero tres meses después desapareció misteriosamente de su celda.
Nadie pudo dar una explicación de cómo había sucedido el hecho.
Ahora Clarís no tenía dudas; el responsable de éste acto criminal, era Alcanus Malgrey*. El sicario fugado.
Solo él podía armar una bomba tán conpleja!
Pero …. qué estaba buscando con esta acción de tomar a niños como rehenes?
La repuesta vino muy rápida.
Fue algo repentino .. Se escuchó el sonido reiterado de un celular. Todos trataron de buscar de dónde venía la extraña melodía.
Encontraron el móvil debajo de unas maderas.
Se lo entregaron al comisario y éste apretó oportunamente el botón contestador.
Por el altavoz se escuchó la voz de un hombre:
-Hola Clarís … No tengo que presentarme por qué ya sabes quién soy.
Voy a ser presiso en la indicación, tú y tus amigas tienen dos horas para salir de la ciudad. Si no lo hacen los niños mueren.
Las estamos vigilando.
Solo cuando estén fuera de los límites de Bártok, la bomba se desactivará.
Ah! … Y otra cosa no regresen por qué si lo hacen unos cuantos morirán.
Fin del mensaje.
Uno de los expertos en explosivo entro en el viejo merendero, asustado y con verdadera angustia gritó:
– La bomba se activó!
El minutero está marcando el tiempo y ya no podemos hacer nada.
______________________________
2) PROTEGIDAS
Según el relato de Amanda Bell.
El día se había convertido en un molesto pendemoniun, y no tanto por la bomba y los rehenes del ómnibus.
En parte por qué Dahina decidió adoptar una actitud negativa.
Cuando Clarís dijo que teníamos que salír de la ciudad, ella gritó alterada:
-Es inconcebible una cosa así! …
No podemos obedecer los caprichos de un maldito criminal mediocre …
Ahora mismo lo buscamos y le volamos la cabeza.
-No! … Dijo Clarís. Hay que pensar en la seguridad de los niños .. Ahora nos Vamos!
Pero luego lejos de Bártok pensamos en una buena estrategia para regresar..
-Yo también pienso en los niños! … Agregó Dahina.
-Pero hay algo que se llama éxito por ley de lo imprevisto. Ése imbécil espere que nosotros escapemos asustadas como ratas …
Si actuamos con rapidez lo atrapamos!
Cansada de ésa inútil discusión exploté con ganas.
– Ya basta Dana! .. Subimos al auto y nos marchamos, sin más reproches.
Así fue; entramos en «la bestia» es decir en el BMW de Clarís y salimos de la ciudad.
Claro que eso no quitó el mal humor de Dahina. Tuvimos que soportar durante el viaje todos sus comentarios pesimistas.
Ya estábamos lejos de Bártok, rumbo a la casa de mí tía Carol, cuando sonó el celular de Clarís.
Era walter, su esposo.
Con mucho entusiasmo nos informaba de lo ocurrido:
-Increible mí amor!
La bomba se desactivó sola …
Ahora estamos sacando a los niños del ómnibus.
Ésa noticia por el momento nos tranquilizó.
————————————————-
Carol Sínger era mí tía predilecta.
(La hermana mayor de mí madre) … Se trataba de una encantadora anciana solteróna emperdenida: Es decir nunca se había unido sentimentalmente con ningún hombre. Era de orígen inglés, por eso la llamábamos Miss Carol.
Vivía en la ciudad de Los Polvorines. A diecinueve kilómetros de Bártok.
Las tres sentíamos por ella una gran admiración; talves por qué tenia mucho en común con nosotras. Su pasatiempo predilecto era solucionar los crimenes que se cometían en su vecindario.
Su presencia me hacía recordar a Miss Marple.
————————————————-
Llegamos a la casa de Miss Carol después del mediodía. … Ahora en la sala principal estábamos disfrutando de un buen Te inglés.
El tema lo impuso Dana …
-Se han preguntado por qué no estamos muertas? … Generalmente el crimen organizado es práctico.
Cuando algo le molesta <lo arregla con una bomba debajo de un auto o una bala certera de un franco tirador>
En cambio con nosotras se tomaron mucho trabajo, y tan sólo para sacarnos de la ciudad …
Me gustaría saber por qué!
Apesar de que el tema era razonable tanto, Clarís como yo, no teníamos ganas de hablar, y éste hecho enfadó a Dahiana.
Durante unos minutos esperó la respuesta, como sólo hubo silencio, su mal humor se desató:
-Ustedes se hacen las estúpidas, por qué saben la verdad: la misma maldad que combatimos nos protege.
Vamos Amanda! … Acaso tu ignoras lo que sucede en tu caso? … Con tu pasquín has fastidiado a unos cuantos criminales y todavía sigues «vivita y coleando».
Este comentario me molestó así qué respondí:
En primer lugar mí diario no es un folletín, y luego, que yo sepa ningún criminal me cuida y me protege.
-Estan seguro de eso? … Respondió Dahina desafiante.
Estaba por abrir la boca cuando Miss Carol se adelantó:
-Creo que Dana se refiere a tu ex esposo.
Me había casado con Alam, cuando tenía de 19 años, creó qué en ése momento estaba enamorada.
Dos años después descubrí que él utilizaba su profesión de abogado para defender los intereses de un cartel narcotraficante.
Me separé a los pocos días de conocer la verdad.
Pero podía ser posible que él estuviera utilizando sus influencias para protegerme?
Eso es lo que opinaba Daiana.
No obstante me pareció que ella no estaba en posición de jusgar a nadie.
Así que opté por buen contrataque.
-Y qué hay de ti! …
No crees que tu vida está controlada por la maldad?
Nunca imaginé que ése comentario desataría a su monstruo.
Dahina permaneció por unos cuantos minutos cómo petrificada.
Después salió del letargo.
Raquel se acomodo el cabello, caminó hasta Mis Carol, le acarició la cabeza y le regaló una sonrisa casi odiosa.
Luego me miró con sus ojos de fuego y dijo:
-Amanda! … Amanda! Tu siempre con tú pedantería. Abre los ojos! … Tu vida es un asco.
Al menos yo no me autoengaño.
Después de 20 años preso, mí padrastro salió de la cárcel. Aún sigue obsesionado con mí persona.
El me protege y evita que los criminales me hagan daño.
Por eso todavía no lo mato.
Pero ya le llegará su momento, como le llegó la hora señalada a mí madre.
Estaba en prisión cuando una reclusa se enteró que ella, había entregado <a su hija de siete años a varios hombres para qué la violaran>.
Se qué antes de matarla la torturaron en forma atroz …
A éso llama justicia divina!
En ése momento Clarís grito: -Ya basta Dana! … Le tomó el brazo con fuerza y la miró a los ojos.
Asi Dahina regresó.
En todo lo dicho hasta aquí había una verdad dolorosa. Si! … <Alguien> dentro del crimen organizado nos protegía.
No obstante algo de todo esto, me alarmó.
Mí mejor amiga Clarís en ningún momento se metió en en el tema.
De las tres ella era la que más daño había causado a la mafia de Bártok.
Por el momento era intocable …
Aún que para mí Clarís era como mí hermana, yo me había propuesto a llegar a la raíz del asunto.
Si existía un complot tarde o temprano lo descubriría.
———————————————–
3) PRESAGIO
Lejos de Bártok las Damas sentían un verdadero vacío.
No obstante Miss Carol las provocaba y pinchaba para mantenerlas activas.
Ella tenía el don de una buena analista y su conclusión sobre los hechos, fue acertada.
En una puntual conversación hizo el siguiente resumen:
-Si no las asesinaron hasta ahora es por qué <para alguien dentro del Crímen. Organizado de Bártok> son más útiles vivas que muertas …
Y lamento decir esto, pero tengo un mal presentimiento: pronto, en la ciudad «algo muy malo acontecerá». Aprovechando la situación: Ya Bártok no tiene a sus centinelas vigilando. Pero no será ese tal Alcanus Malgrey la mano ejecutora
Dahiana y Amanda por primera vez estaban unidas en mente. Si! … Concordaban con Miss Carol.
<Había en todo esto un presagio funesto> …
Clarís no dijo nada sobre el tema. Permaneció en silencio y no por falta de opinión. El pánico la congelaba. Para ella era algo más que un vago presentimiento.
Era la certeza de saber qué la víctima sería alguien muy cerca a las Damas de Bártok.
«Ése destierro olía a muerte»
—————————————
4) EL DUEÑO
Carlos Rámbel era el alcalde electo de la ciudad.
Un ex juez muy querido por todos.
Esa mañana tenía una importante reunión con los miembros del consejo de liberantes.
Así que fuera de su casa esperaba inquieto a su chofer, que por alguna razón se había retrasado.
Un patrullero se detuvo ante él.
El conductor era un joven muy conocido por el alcalde.
-Vamos sube, tu chofer tuvo problemas con su auto y me pidió que te buscara.
Carlos subió tranquilo, sintiendo la protección de buen agente que él apreciaba.
Luego el alcalde observó que el vehículo tomaba
otro camino.
Salió del recorrido abitual y repentinamente ingresó por un camino vecinal.
El chófer oficial le dijo:
-Primero te verás con unos amigos … confía en mí, es una linda sorpresa! .
Rámbel no dijo nada por qué efectivamente confiaba en ése joven.
Después de todo era el hijo de su mejor amigo.
Salieron de la ciudad y entraron por la ruta del oeste a la zona de la costanera.
El patrullero recorrió un agosto sendero, que se destacaba por tierra dura y pastizal.
Después de unos minutos se detuvo en un sitio, que se conocía cómo el ‘Pantano de las garzas».
Esta ves con una voz poco amigable el conductor le dijo:
-Baja!
-Que es esto? -Pregunto el Alcalde sorprendido.
-El joven reiteró lo mismo: -Baja!
Pero ahora su mano acarició la culata del revolver.
Rámbel sintió temor. Confundido por la severidad del joven, salió del auto.
Algo le decía qué esto no era un hecho al azar, aquí se estaba por orquestar algo malo.
En realidad para él, las pesadillas comenzaron cuando Dahiana salió de la ciudad obligada.
El patrullero retrocedió con rapidez, y después de una buena maniobra retomó al camino para salir del pantano con una velocidad fuera de lo común.
Rámbel allí sólo pudo tener una visión clara del horror que venían.
En los últimos meses Dahiana estaba atenta a todo lo qué el hacía. Tanta era su insistencia, que él llegó a sentir fastidio.
Pero ahora entendía por qué su hija del corazón, lo estaba cuidando con tanto empeño.
Escuchó el sonido del motor de un helicóptero, y se resignó.
Así es cómo serían la cosas!
El helicóptero aterrizó con su catarata común de viento y tempestad.
Recién cuando las aspas se calmaron, bajaron tres hombres.
El alcalde solo reconoció a uno.
Al tenerlo cerca dijo:
-No me sorprende, solo un miserable como tu, podía estar detrás de ésta acción criminal.
Dante Brunel el jefe de Los Tanzanios, lanzó una risa burlona, y dijo:
-Concideralo una cortecia a la rudeza de tu hija .. Ella no está aquí para cuidarte.
-El único consuelo qué tengo -Agregó Rámbel -es que la <furia> de la Damas de Bártok, acabará toda tu organización.
-Yo no éstoy aquí por un acto de venganza.
Quiero presentarte a alguien!
Se adelantó un hombre.
Alto, delgado y con una cara que lo delataba cómo un individuo típico del medio oriente.
Se inclinó y efectuó con su cabeza un cortez saludo. Brunel sentenció:
-El es el verdadero dueño de Bártok: Mohamed Ibrahim Godame,
y será tu verdugo.
El tercer hombre se aproximó y le entregó al religioso musulmán el arma ritual, que acabaría con la vida del Alcalde:
«una afilada cimitarra oriental».
Mohamed la tomó con mucho respeto, en silencio efectuó una oración a su Dios, y luego con un hábil movimiento, decapitó a Rámbel.
La Cabeza rodó por el suelo antes de que el cuerpo cayera a tierra.
_________________________
Fin de primer PARTE
Las Damas de Bartok.
Novela de Ulises Raggio

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here