¡VAMOS!

Máximo Mereles, el chiquito de 6 años por el que la comunidad toda de Exaltación de la Cruz, se ha movilizado para apoyar y ayudar a conseguir un medicamento esencial para su salud, ya cuenta con el mismo y se encuentra internado en Buenos Aires, avanzándose con el tratamiento médico, y estaba previsto que junto a sus padres, regresaran unos días a su casa.

 

 

Tras semanas de eventos y donaciones la familia logró reunir más de 6 millones de pesos. Desde el gobierno nacional, informaron a la familia de Maxi, que se harán cargo de la medicación por lo que el dinero reunido lo utilizarán para ayudar a otras familias que lo necesiten, según lo publicado en el periódico El Lugareño.

Como es sabido, Maxi padece Leucemia Linfoblástica Aguda (LLA), es de alto riesgo y permanece internado en el Hospital Garrahan, como quedó dicho, donde recibe la medicación tan importante. El mencionado periódico mencionó que en principio el nosocomio podía otorgarle el remedio (Blincyto Blinatumomab 38.5 mcg) del primer bloque por 28 días, pero necesitaban con urgencia no solo conseguir el segundo sino, uno para reponer el prestado.

Exaltación de la Cruz, en otra enorme muestra solidaria y de compromiso vecinal, han realizado distinto tipo de eventos y acciones para recaudar fondos. «Nosotros desde el día uno hablamos con Desarrollo Social de municipio, porque era imposible costearlo. Nos dijeron que nos acompañarían, que no disponían del dinero, harían gestiones para llegar a Nación. Nosotros no sabíamos si podía salir, nos corría el tiempo y decidimos hacer la cruzada solidaria pero, finalmente, llegó la noticia de que Nación se haría cargo de la medicación para Max”, contó Valeria Cruz, tía del nene según El Lugareño.

“Llegó la medicación y nosotros estamos felices. Hoy nos toca agradecer. Él está recibiendo el bloque que el hospital le prestó y Nación consiguió el que necesitará y el que está usando, entonces, en el Garrahan se repondrá. Podrá terminar su tratamiento y, si sale exitoso, se pasará al trasplante que es lo que queremos por su salud. Es un camino largo que recién empieza”, agregó la vecina.

La mujer se mostró sumamente agradecida por los mensajes de cariño y por toda la ayuda recibida. “La mayoría de personas siguen demostrando el cariño, con mensajes de amor. Realmente, estamos felices. Max también está al tanto de todo, está re emocionado. Estamos emocionados, sabemos que empieza un camino largo, que funcione la medicación, el trasplante y la recuperación. La felicidad, el agradecimiento, es infinito. Nos emociona lo que despertó Max en la gente, desde el que tenía mucho, al que tenía poquito o casi nada para dar”, dijo la tía de Maxi.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here