Antes de terminar la fase tres del aislamiento social por el coronavirus, el Gobierno puso en marcha la cuarentena focalizada: decidió autorizar nuevas excepciones pero no en todo el país, sino únicamente en siete provincias.

Las obras de construcción privadas, con requisitos y características puntuales, y la actividad de profesionales como abogados y contadores podrán, a partir de esta semana, «normalizarse» en un puñado de provincias, entre ellas Mendoza, Salta, Neuquén, Entre Ríos, Misiones, San Juan y Santa Cruz.

El cambio implica, en la práctica, la ejecución anticipada del esquema de cuarentena «focalizada» que detalló Clarín este lunes y consiste en aperturas y excepciones según la provincia y la ciudad.

Se trata, en particular, de provincias con pocos casos donde los gobernadores pidieron aperturas y sectores como la construcción privada no implican los riesgos que suponen en otros casos, como el Gran Buenos Aires o el gran Rosario.

Las Decisiones Administrativas (DA) que se terminaban de redactar en la noche de este miércoles contemplaban que la construcción privada se habilitará en las provincias de Entre Ríos, Misiones, San Juan, Neuquén, Santa Cruz y Mendoza.

En tanto, las llamadas «profesiones liberales» e independientes, quedarán habilitadas en Entre Ríos, Misiones, Salta, San Juan y Neuquén.

En el Gobierno anticipan que en los próximos días podrían incorporarse otras provincias o sectores al esquema de cuarentena focalizada.

Con ese mecanismo, luego de una reunión en Casa Rosada que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero (participaron entre otros el ministro de Salud, Ginés González García, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra), se dispusieron nuevas excepciones pero sólo para algunos territorios.

El otro componente es político: la Casa Rosada autorizó actividades que pidieron, expresamente, los gobernadores y que, según el criterio sanitario de Nación, pueden reabrirse en la medida que se cumplan determinadas características y requisitos.

El detalle se terminaba de definir este miércoles por la noche en Casa Rosada y las Decisiones Administrativas que autorizan esas nuevas excepciones se publicarían en las próximas horas.

Como contó Clarín, el Gobierno decidió extender la cuarentena que termina el domingo próximo a la medianoche pero, en paralelo, empezar con aperturas puntuales, en territorios particulares, y en determinadas condiciones.

El rasgo general es el nivel de población y la situación epidemiológica respecto a la cantidad de casos confirmados, de muertes, de sospechosos y de posible circulación del virus.

El martes, el ministro de Salud, Ginés González García, confirmó que la próxima etapa de la cuarentena administrada incluiría aperturas locales, según cada provincia y ciudad, y este miércoles el Gobierno dio las primeras señales en ese sentido.

Hay, de fondo, un concepto político. Cambió el eje de la toma de decisiones: mientras hasta la semana pasada el gobierno nacional era el que, en consulta con especialistas y gobernadores, tomaba las medidas sobre la cuarentena, ahora se arranca con una etapa donde los gobernadores tienen mayor autonomía o poder de decisiones.

«La Nación establece el marco, lo que se puede y lo que no, después cada gobernador lo puede adaptar y, también, puede pedir lo que él considera que necesita abrir», le dijeron a Clarín desde el gobierno.

«Para que las prohibiciones sean eficaces, deben controlar las provincias y los municipios así que tenemos que ver lo que pide cada gobernador», sostuvo el mismo funcionario.

Y acerca de  una cuestión de responsabilidades eventuales. ¿Qué pasa si por la apertura de un sector se produce un brote crítico? Con el nuevo mecanismo, el diario La Nación analiza y convalida pero la decisión última es del poder local por lo cual, la responsabilidad política, es del gobernador.

Foto: gentilez diario AS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here