«Sí, fue muy bueno para mí, logré tres títulos y seguimos sumando experiencia con el objetivo de a mediados del 2019, arrancar en el profesionalismo», cuenta Alan Boncompagni, el juvenil boxeador capillense que ha continuado abriéndose camino y apunta a convertirse en profesional.
«A mediados de 2018 gané el cinturón (AMBAPA), en la categoría  de 60 kg; y tuve la posibilidad de ir a México pero por cuestiones económicas no lo pudimos hacer, y tuve que dejarlo vacante. Una lástima, hubiera sido una gran experiencia, pero no contamos con la ayuda de nadie…», comenta Alan con cierto sabor amargo.
Alan, cuando ganó uno de sus cinturones.
La temporada boxística de Boncompagni, continuó con la obtendión «por segundo año consecutivo del cinturón de la Liga (Campeones del Oeste), y a fin de año uifiqué títulos con el campeón de Guantes de Oro, y tuve la gran satisfacción de vencer y quedarme con los dos títulos».
El año difícil vivido, también lo sintió Alan, «no pude continuar entrenándome en Luján, porque no nos daban los números. Sin embargo, no bajé los brazos y pasé a entrenarme sólo en mi casa y con la ayuda de mi papá. Así y todo, seguí compitiendo y logrando objetivos«.
Durante los primeros días de enero, Alan retoma los entrenamientos, «para encarar de la mejor manera el 2019, estoy con muchas ganas y fe para poder continuar creciendo en el boxeo; le agradezco a EPOCA que siempre me sigue, y les deseo a todos un mejor 2019″.

Si de apoyar a deportistas locales hablamos, valdría mirar el esfuerzo del pibe Bocompagni en un deporte tan duro como el boxeo…

Fotos: Boncompagni

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here