LA MEDIDA DEL GOBIERNO NACIONAL.

Desde este mes de septiembre los trabajadores que ganen menos de $175.000 no estarán alcanzados por el impuesto a las ganancias. Se trató de otras las medidas debido al «efecto PASO», elecciones primarias en las que el gobierno sufrió una durísima derrota.

La medida incrementó el piso de $150.000 y el umbral de $173.000 a $175.000 y $203.000, respectivamente, se informó oficialmente. La resolución clave beneficia a 1,2 millones de asalariados. «También exime del pago del Sueldo Anual Complementario a los trabajadores, cuya remuneración promedio del segundo semestre no supere los $175.000», completaron.

Según datos del Gobierno, con esta actualización, 1.267.000 personas  dejaron de pagar el Impuesto a las Ganancias, cuando se aprobó la ley en abril, y seguirán sin pagar el impuesto. «De esta manera el aumento de las paritarias no afectará el alivio fiscal impulsado por el Gobierno y solo seguirán pagando aproximadamente el 10% de los trabajadores», completó la comunicación oficial.

La medida venía en análisis y se esperaba que se anunciara antes de que termine agosto, pero se demoró. Tras la derrota electoral y tras el cisma interno la definición se difirió hasta este miércoles.

El Ministerio de Economía indicó que la medida apuntó a:

Fortalecer el poder adquisitivo de los contribuyentes del impuesto y de sus familias y, con ello, la consolidación de la demanda y del mercado interno.
Asegurar que durante 2021 no aumenten, consecuencia del crecimiento de los salarios nominales, las personas alcanzadas este año por el tributo.
«La reforma de Ganancias llevada a cabo por el Gobierno nacional es sustentable y progresiva», destacó Economía.
Indicó que «durante la administración de Juntos por el Cambio se duplicaron los trabajadores y trabajadoras alcanzados por este impuesto».
La Ley buscó volver a los niveles anteriores al período 2015-2019, y que 1,3 millones de trabajadores dejen de pagar el tributo, destacó.
También permitió, según Economía, que sólo el 11% de los trabajadores registrados en relación de dependencia paguen el impuesto.
El mínimo no imponible del impuesto, todas las deducciones y las escalas volverán a actualizarse a partir del 1 de enero del 2022, en función de la evolución de los salarios.

Fuente: Diario Ambito Financiero

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here