EL 1 DE SEPTIEMBRE.

Acaso sea la fecha en que finalice tamaño calvario para los alumnos y familias, luego de tantos ideas y vueltas debido a la irrupción de la pandemia, medidas controversiales, polémicas, que llevaron a que desde marzo del año pasado, el dictado de clases se haya visto severamente condicionado.

El ministro de Educación informó sobre reuniones con especialistas para analizar los cambios en el protocolo de las escuelas, como por ejemplo, reducir el distanciamiento a 90 centímetros y otras medidas para prevenir el Covid.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, adelantó que iba a reunirse con el Consejo Asesor para el establecer el regreso a las clases presenciales, a la ve que resolver modificaciones en los protocolos en las escuelas. El objetivo fue»intensificar la presencialidad», a partir del 1 de septiembre.

El martes Trotta se reunió con el gobernador bonaerense Axel Kicillof, y continuó reuniones con el Consejo Asesor para lograr el retorno de las indispensables clases presenciales, con protocolos para evitar nuevos casos de Covid en la comunidad escolar, y los procedimientos a aplicarse en caso de que se presente un contagio en alguna institución del país.

«Estuvimos reunidos con los expertos analizando los protocolos a partir de lo que ha sido la mejora de los indicadores sanitarios y epidemiológicos constantes y el avance del proceso de vacunación», había dicho el ministro y agregó, «las mejoras sanitarias nos dan la posibilidad de actualizar los protocolos para permitir intensificar la presencialidad en las aulas con responsabilidad».

Sobre el tema del distanciamiento entre los alumnos, Trotta aclaró que el regreso de todo el alumnado completo en un aula con una separación mínima de 90 centímetros entre cada uno, «dependerá de la situación edilicia de cada institución», la «ventilación» del lugar y «el control estricto».

«Ante mayor reducción del distanciamiento, habrá que intensificar otros controles», aseveró el ministro, quien remarcó: «estamos evaluando la posibilidad de aumentar los controles de la circulación del aire puro con medidores de dióxido de carbono, el uso de tapa bocas dobles o barbijos especiales y testeos en los estudiantes».

En cifras, el titular de la cartera educativa reveló que «el 26 por ciento de las escuelas en la provincia de Buenos Aires pudieron dictar clases en sus aulas con la totalidad de los alumnos durante toda la semana», siendo de ese total de establecimientos, 20 por ciento de escuelas rurales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here