UNO DE ESOS PERSONAJES.

Sí, uno de esos personajes que tanto han enriquecido a Capilla del Señor que con el paso de los años se convirtieron en entrañables. Sí, el Negro Hijós que a los 90 años y un poquito, ha fallecido.

Trabajador incansable en toda su vida, con Alicia fallecida hace un par de años, formó una familia que componen sus hijos «Lichi» y «Betin», también vecinos muy considerados.

Llevó al Club de Leones en su corazón y sin que el paso de los años, pudieran doblegar esa convicción por ayudar a los demás a través de los Leones. Como a tantos, la cuarentena le golpeó el alma, sin embargo quiso que no doblegara.

Hijós construyó un vínculo indisoluble con los Leones.

«Lo vamos a extrañar querido Negro…Vuele alto al encuentro de su amada Alicia!», fue el mensaje en la red social Facebook, de la abogada Paula Faure, esposa de Betin y madre de los nietos que le dieron como también Lichi y su esposo.

Un tipo querible que supo recorrer toda la vida las calles capillenses, siempre infaltable, con el «pin» de los Leones en su pecho. «Q.E.P.D y muchas gracias Negro, por los momentos compartidos en nuestro club y por mostrarnos el verdadero amor al Leonísmo!, le escribió Jorge Gajo Ramos, presidente de los Leones de Capilla, club que como se ha mencionado, ocupó un lugar muy importante en su vida y del que recibió varias distinciones.

El sentido y tan emotivo homenaje de los miembros del Club de Leones, en la calle Belgrano a cada costado y guardando la distancia social, así como sus familiares,frente a la parroquia local al paso del fúnebre con sus restos, resultó una muestra de lo que representó el Negro Hijos, y lo mucho que lo apreciaba la gente de Capillla.

Así lo despidió su querido Club de Leones:

Hoy nos toca despedir a un gran amigo, referente del Leonismo y de nuestra comunidad, hoy nos deja nuestro querido Negro Hijos. Aquel que 50 años atrás, formaba parte de los fundadores del Club de Leones Capilla del Señor, aquel que vacacionaba solo en lugares próximos a un club con el fin de no alejarse de su sentir leonistico. El que orgulloso nos exhibía sus innumerables pines. Seguramente no podremos reemplazarlo pero sí su ejemplo de humildad y sencillez, dejará encendida la esencia del servicio en cada uno de nosotros. Querido Negro permanecerás por siempre a nuestro lado, gracias por todo lo que diste».

Negro, descansa en paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here