HACE POCO SE ALEJÓ DEL ÁREA DE SALUD DEL MUNICIPIO. SU ACCIONAR FUE CLAVE.

Su último y reciente paso por la función pública en el área de salud de la municipalidad de Exaltación de la Cruz, vino acompañado por uno de los desafíos más relevantes en su destacada labor profesional como médico. Una vez que Héctor Nanni aceptó la convocatoria efectuada por su hijo y nuevo intendente Diego, le tocó afrontar como asesor al frente de la Secretaría de Salud Pública de la comuna, al feroz y terrible enemigo en que se convirtió el coronavirus que también lo golpeó en forma personal, cuando se contagio y no la pasó bien.

Ideas, proyectos, planificaciones en gran parte debieron quedar de lado`para enfrentar en el terreno local, al flagelo del virus que depara un desgraciado saldo de miles de vidas humanas perdidas. «Cuando Diego me convocó para trabajar en Salud y decidí aceptar, nos planteamos muchas cosas para hacer a futuro, con proyectos delineados incluso, pero bueno al poco tiempo llegó la pandemia y nos obligó a cambiarf en forma abrupta el esquema de trabajo», dice Héctor Nanni a EPOCA.

El rol de Nanni padre a la cabeza de Salud Pública en el distrito, resultó clave dentro del contexto planteado por la pandemia, por la cuestión médica, su vasta experiencia y la impronta con la que marcó sus pasos. Y lo ha respaldado un equipo de profesionales y personal que se encarga de destacar Nanni, «por suerte pudimos conformar un sólido equipo de trabajo, hicimos muchas cosas para darle pelea a la pandemia en Exaltación de la Cruz».

Del cometido emprendido, entendió Nanni, debía dar un paso al costado. ¿Que ocurrió, a que se debió que se alejara de su labor al frente de la Salud Pública en el distrito pregunta EPOCA, «dejé la función por una decision personal y desde ya unipersonal. Entendí que a la altura de mi vida, tengo 69 años, el agotamiento se hace sentir más, el stress es mucho mayor y este último estado en este caso, no es el mejor para tomar decisiones importantes en momentos tan críticos como los que nos tocan atravesar», revela el Dr. Nanni. «Por eso -considera- creí conveniente actuar con responsabilidad; sentí que debía mirarme un poco más para adentro y eso me llevó a pensar que los dias, meses y años pasan y uno debe ir contemplando todo, más alla que yo me sienta muy bien por suerte. En definitiva, me hice el planteo a mi mismo acerca de sino debía cambiar mi postura hacia la vida misma; convengamos que no es lo mismo ocuparse de ciertas cosas a los 40 o 50 años, que cuando uno tiene más edad».

-¿Que siente del que ha sido, otro paso suyo por una labor en la función pública, se arrepiente, está satisfecho?
-No, no me arrepiento de haber trabajado de nuevo en la funcion publica, puse lo mejor de mí como siempre lo hago; ocurrió como dije, medité y tomé una decisión muy personal. De todas maneras Diego (su hijo, el intendente) sabía que cuando todo el personal volviera de sus licencias, o bien estuviera el equipo completo y con un buen funcionamiento, yo iba a dar un paso al costado, por eso no fue nada sorpresivo.

-¿Como supone que desde el punto de vista de médico, hubiera vivido la pandemia sino se sumaba como referente, a la Secretaría de Salud local?
-Bueno, sino estaba en la función publica ante la aparición del Covid y la pandemia, seguramente habría colaborado en lo que hubiese podido. Mi pasión es la medicina y es gran parte de mi vida; hay médicos que se abocan más a tareas técnicas, más científicas y más cerradas y así es que debido a sus estudios, investigaciones y desarrollos, por ejemplo hemos tenido vacunas contra el Covid en menos tiempo de lo esperado. En mi caso siempre he sido un hombre que ha estado en la trinchera, es lo que más siento; por eso al surgir la pandemia yo me habría involucrado colaborando en lo qu se pudiera. A lo largo de mi vida, siempe he estado en entidades que trabajan por la gente, el Club de Leones, comisiones, etc; Siento que esos son mis lugares.

-Se habla en forma constante acerca del comportamiento que tiene la gente en relación a la pandemia, sus cuidados, cumplimiento de protocolos, conscientización; ¿como lo ha notado?
-En relación al comportamiento de la gente puedo decir que se nota lo que observamos en tantos lados; no se puede hablar de una uniformidad ni generalizar. En Exaltación de la Cruz, vemos gente usando barbijos, tomando los cuidados que se recomienda; pero esta es una parte de la realidad. Hay otra que muchos no ven, y es la que nosotros observamos y vimos caminando otros lugares, barrios, zonas rurales del partido. Allí nos encontramos con gente jugando al fútbol, en reuniones familiares sin cuidarse y habiendo muchos participantes. Pese a los constantes consejos que brindamos, no ha sido nada fácil, nada fácil. Para mí, las reuniones sociales, las mesas de cáfé de varios, han jugado en contra para prevenir una mayor cantidad de contagios. Esto se nota no sólo en nuestro distrito, también en otros sectores de la población de distintos lugares, no sólo en Exaltación de la Cruz ha faltado una mayor conscientización.

-La pandemia ha puesto blanco sobre negro en cuanto a comportamientos humanos…
-La pandemia disparó reacciones en diferentes sentidos; así se vieron y se ven, a aquellos que salieron a mostrar su lado solidario, al principio por ejemplo, hubo personas, comercios, empresas que se nos acercaron al municipio con deseos de efectuar donaciones, desde tapa bocas hasta respiradores, ese costado fue muy bueno. Y como he dicho, la otra cara fue la de los que dejaron en evidencia que sólo les interesa salvarse elllos, sin importarle los demás; es así. Se han podido ver actitudes y gestos solidarios y al mismo tiempo, posturas de «salvese quien pueda» o «el otro no me importa». Por otro lado, es evidente que hay gente que ha cambiado su forma de expresarse y no siempre para bien.

-Su balance de su accionar desde fines de 2019 en Salud Pública del distrito…
-Ha sido positivo, me significó una experiencia única e irrepetible. Y acá reitero algo que he sostenido, en la función pública el factor humano es preponderante, lo público es desgastante. Lidiar muchas veces con gente es lo más pesado, es el factor humano del que hablo. Se dan muchas ocasiones en que personas, tienen formas de expresarse que no se condicen con lo que entiendo debería ser. La politica y función pública y también tienen sus cosas. Hay políticos que no entienden hoy que deben decir la verdad, decir las cosas como son. Es el gran déficit; muchos se exresan de una manera, como estando cerca de la gente, cuando en la realidad no es así.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here